ODIO A LA LIBERTAD

Algunos moderados dicen: la idea de la izquierda es demasiado valiosa para abandonarla. Insisten con una obstinación alucinada que el socialismo fue derribado a golpes y no murió. Otros, moderados también, después que tumbaron el Muro de Berlín, proclaman: ya no existen trabajadores muertos de hambre ni déspotas en el poder; el mundo descubrió que el imperio soviético era un cementerio de fábricas que se dedicaban a la producción de bienes inútiles, además de acumular armas obsoletas. Al parecer, para los moderados, de uno y otro bando, la realidad está en otra parte. El planeta Tierra es puro realismo mágico, una ficción.

El principal problema del Estado es gobernar a los individuos para garantizarles el derecho a buscar la felicidad. Elegir al mejor es la responsabilidad suprema del electorado. Pero el error lleva más de diez años. Aumentar el número: de tres a cinco no supera la tesis de la Separación de Poderes de Locke o Montesquieu. Imponer la igualdad supone sacrificar la libertad, esclavizar súbita o gradualmente al individuo con el hermoso señuelo que manipula el resentimiento para dejar un legado de miseria y desesperación. Stuart Mill argumentó sobre dos de los tres postulados de la Revolución Francesa, que la Libertad y la Igualdad resultan incompatibles a la luz de la diversidad en la naturaleza humana. Atacar el sistema democrático por culpa de la falta de formación o desinformación, es confundir ¿maliciosamente? lo adjetivo con lo sustantivo, el guacal con la fruta.

Impedir la libertad de expresión por motivos igualitarios o moralismos políticos es una inversión de valores, el delito hecho ley. ¿El móvil? Oxidar los resortes sociales para garantizarle el poder al déspota. ¿Su raíz? ¿Su prima causa? La envidia, el odio a la libertad.

Nota: artículo publicado en El Universal, 2010.

Related Posts

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies