Category

La fuga en cuento
A Gabriel Sunyer—. Antes de que las colinas fueran amputadas y que el asfalto sellara los caminos laberínticos entre las grandes edificaciones, que ahora desafían los barrancos, la niebla corría a su antojo por esos lares. La única construcción era de ladrillo coronando una de las cimas. Desde las ventanas el color verde se filtraba...
Read More
[Predominio: 36—. Declaración final] Alejandro y Elena lograron salir del país, aunque lo hicieron en momentos distintos. Stavros permitió que él tomara un vuelo hacia Lisboa, donde Catherine lo recibió junto a un par de compañeros del grupo de Biti. Tras las verificaciones de rigor, Elena pudo abordar un avión con destino a Madrid, haciendo...
Read More
[Predominio: 35—. Sujetos] Aunque Stavros desea una explicación, no voy a hablar de mi amigo Eduardo Gallent, de modo que intento conocer el estado de las negociaciones. —Por lo visto —digo—, la información que tiene Catherine te interesa bastante, ¿no es así? —Nada nuevo, en realidad —dice Stavros. —Entonces, ¿no te interesa? —Puede que sí...
Read More
[Predominio: 34—. Precio] Al preguntarme quién era Biti, en lugar de quién es, Stavros deja claro que al menos ya sabe que está muerto. No tiene caso mentirle, pero debo ir con cuidado para no poner en peligro a mi amigo Eduardo Gallent. —Biti era un excéntrico —digo—. Lo conocí en Madrid hace veinte años....
Read More
[Predominio: 33—. Radical] —Esto cambia muchas cosas —dice Amy, después de leer el mensaje que Marino Torres le ha enviado a Elena. Decide llamar a Stavros mientras nosotros guardamos silencio. Escuchamos que lee en voz alta el mensaje y luego recibe instrucciones. —Tenemos que irnos —dice cuando cuelga—. Stavros quiere vernos inmediatamente. —¿Está aquí? —pregunta...
Read More
[Predominio: 32—. Chantaje] Aún no escampa. Amy ha dejado muchos cabos sueltos como para sentir tranquilidad. Antes de informarle sobre el mensaje que Marino Torres le ha enviado a Elena, escuchamos lo que sucedió en la tarde, después que Hans y yo nos largáramos. Dice que Stavros confrontó al Cuate con Landaeta, así lo obligó...
Read More
[Predominio: 31—. Marcado] Los nubarrones atrapados en el valle bloquean el brillo de las estrellas. El día ha sido oscuro y, quizás por eso, me parece que las luces de las lámparas alumbran la sala con un tono mortecino. No sé, tal vez la distorsión de lo que percibo se deba al deseo que tengo...
Read More
[Predominio: 30—. Pautas] Pasamos la tarde intentando calmarnos. El descalabro de Elena provocó la interrupción de su trabajo y Hans se muestra comprensivo, de hecho, luce más angustiado de lo que imaginé. Decidimos poner al tanto a Amy en persona, en lugar de llamarla. Después de comer, pese a que todavía faltan un par de...
Read More
[Predominio: 29—. Atrevimiento] De vuelta al estudio, Amy me pide que espere afuera. Uno de los muchachos me acompaña a la terraza. Deduzco que el par de tipos que se quedaron con Hans en la habitación de servicio, están haciendo lo propio para disponer de los cuerpos. Sentado en el pequeño sofá de mimbre, aguardo...
Read More
[Predominio: 28—. Par] En el vestíbulo del hotel hay poca gente y la escasa afluencia transita distraída hacia los ascensores o la puerta que da a la calle. Hans le ofrece el teléfono al mayor Landaeta, pero él lo rechaza porque prefiere hacer la llamada desde el suyo. Se aleja unos cuantos pasos y ambos...
Read More
1 2 3 4 5

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies