[Predominio: 25—. Escarmiento]

Saber que los privilegios pueden facilitar muchas cosas e incluso acceder a lo que se cree imposible, es distinto a vivir los beneficios directamente. Siguiendo las instrucciones del médico que contactó Amy, en la clínica me esperan y me ingresan al tiempo que Elena llena los formularios requeridos por la administración y firma los documentos del caso. En plena madrugada, una enfermera muy amable hace lo propio para suministrarme suero fisiológico por vía intravenosa y un analgésico. Caigo dormido y despierto con las suaves sacudidas que hace la camilla rodante. Me parece que está amaneciendo.

—¿Adónde me llevan? —pregunto.

—A radiología.

A primera hora de la tarde, Amy aparece acompañada por un médico que ronda los cincuenta años. Ambos están sonrientes. Elena ha estado a mi lado en todo momento y se levanta en el acto por la ansiedad de conocer el diagnóstico. El médico nos saluda y se ubica al pie de la cama. Da por sentado que sabemos su nombre y sin perder tiempo dice que, después de analizar las radiografías, tengo tres costillas fisuradas, dos del lado izquierdo y una en el derecho. Debo guardar reposo y aplicar, de quince a veinte minutos, una bolsa helada en las zonas de dolor, dos veces al día. Recomienda que lo haga a media mañana y al final de la tarde. Además del reposo, destaca que no debo levantar peso y, respondiendo una pregunta de Elena, contraindica la utilización de cualquier tipo de faja. El tiempo que estima para la recuperación oscila entre los veinte y treinta días. La primera semana puede ser la más incómoda por el dolor, luego, dice, irá disminuyendo paulatinamente. Prescribe ibuprofeno para aliviarlo y nada más. Se despide sin formalismos y tampoco fija consultas posteriores. Amy lo acompaña y regresa anunciando que me va a dar el alta de inmediato.

—Quedan cuatro días, ¿cómo haré el pago? —pregunto.

—Eso está listo —responde Amy—, Hans irá contigo.

—¿Cuándo?

—Si quieres, mañana, aunque yo los haría esperar.

—No, prefiero salir de eso lo antes posible.

—Como quieras —y me sugiere—: deberías darle las gracias a Marino Torres.

—Por supuesto —digo para seguirle la corriente.

Ella saca de su bolso el teléfono y lo llama sin demoras. Escucho que se derrite en saludos y risitas joviales. Le informa mi estado, nada grave, dice, menos mal que ha sido un susto solamente.

—Quiere hablar contigo para aclarar lo del dinero —y me pasa el teléfono.

—Aló.

—¿Cómo está el más radical del equipo? —pregunta el Cuate—, me temo que deberías moderarte un poco, ¿no crees?

—Sí —respondo incordiado—, sin duda.

—Esos tipos son delincuentes con uniforme —dice— y tienen muchos contactos.

—Eso me ha quedado claro.

—Yo mismo me he visto en la obligación de colaborar con ellos para evitar daños mayores. Bueno, en realidad, no todos son tan malos, algunos son sujetos razonables con los que se puede negociar.

—Entiendo.

—El mayor Landaeta es uno de esos —me advierte—. Aceptó el pago diferido para liberarte anoche, pero no voy a poder sacarte del país.

Silencio.

—Eso es lo que pasa —dice— cuando uno se equivoca. No todos estamos en situación de negociar y menos aún, de poner condiciones. Dime una cosa, ¿cómo está Elena?

Así me explica el motivo del escarmiento y la facilidad que tiene para ejecutar algo peor.

—Ella está bien —digo con ganas de insultarlo—. Los dos estamos muy agradecidos por tu ayuda.

—Así me gusta, esa es la actitud. Recuerda que yo cuido de los míos. Recupérate pronto y disfruta del amor. Al final, eso es lo único que vale la pena. Por cierto, ya casi termino mi poemario, te enviaré un ejemplar debidamente autografiado.

—Me encantaría —digo para esconder la repugnancia.

—Cuenta con eso entonces —pausa—. Cuando hables con mi socio —se refiere a Stavros—, dile que todo está arreglado con Rajiv y que me llame para explicarle los detalles.

[Predominio continúa: 26—. Complicidad]

Text box item sample content

Related Posts

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies