[Predominio: 19—. Falso]

Enciendo la bomba hidráulica para que el grifo no escupa aire. Los cortes del servicio de agua son más recurrentes que los eléctricos. Como muchos, tenemos un pequeño tanque para almacenar en casa el líquido vital. Así podemos lavarnos, pero ducharnos sería un acto de imprudencia evidente. Nunca se sabe cuánto tiempo durará el corte, de modo que administrar la cantidad de agua supone una responsabilidad de sentido común.

Convertido en un gran laboratorio, en este país los ingenieros sociales han podido observar la reacción colectiva cuando los cortes de luz y del servicio de agua se producen en determinados momentos. Luego, como forma de sometimiento arrollador, lo que fuera un corte temporal ha devenido en permanente, incluso con horarios fijos por zonas urbanas, para avisar a los habitantes cuándo ocurrirá la restitución del servicio. También se ha experimentado con el dinero. Se le agregó ceros al signo monetario como si se tratara de un juego de mesa, decretando una revaluación que, en realidad, era una devaluación. Las monedas y billetes circulantes han desaparecido, obligando a los ciudadanos a realizar sus transacciones habituales a través de plataformas electrónicas. Los resultados dejan de manifiesto la importancia de controlar el espectro político. Sin líderes naturales, la masa queda acéfala en sus demandas. Se pueden sofocar las protestas aplicando el exterminio selectivo y resulta fácil perseguir a la disidencia legítima. La inteligencia estatal conoce a los integrantes y sus acciones porque ya han sido delatados. El éxito del control social impuesto ha servido para disfrazar el totalitarismo como si fuera la elección de un pueblo libre, tras vestir de democracia a la tiranía genocida.   

Me detengo junto a la mesa en la que Elena tiene el material de Hans. Ya ha iniciado la traducción. Uno de los folletos promociona las bondades de trasladar asuntos propios de los gobiernos hacia organismos supranacionales. Mayores recursos, gestión especializada, responsabilidad compartida, etc. integran la lista de motivos falsos para eliminar, de facto, la soberanía de las naciones por medio del endeudamiento público. 

—Pensé que Hans no te daría esto todavía —digo—. ¿Lo leíste?

—No, no he tenido tiempo.

La noche está silenciosa. Con menos de tres días, el tiempo apremia para ponerla al tanto. Me siento en el sofá para esconder mi nerviosismo. Ella deja de tipear y se da media vuelta. Le informo que en breve nos iremos, hablo de Stavros y del Cuate, Marino Torres. Digo que ya he identificado a la canadiense.

—Se llama Zoe Moreau.

—¿Qué le harán?

—He marcado a una muerta en vida.

—Bueno —dice Elena—, desvió el dinero, ¿no?

—Sí, eso fue lo que me dijo el Cuate.

—Pues, tendrá que asumir las consecuencias.

La dureza de Elena me sorprende y me alivia al mismo tiempo. Creí que sentiría alguna compasión por la mujer, a quien Marino Torres, con su imagen de hombre cándido, cursi y pacifista, ya ha sentenciado.

—Cuando acepté meterme en esto —dice Elena—, sabía los riesgos. Es más, sé que no conozco ni la décima parte de lo que implica en realidad, pero estoy clara, nadie aquí se dedica a la misericordia, ni habrá contemplaciones cuando las cosas se pongan feas…

—¿Por qué aceptaste? —interrumpo.

—¿Acaso tenía otra opción?

—Fue lo mismo que dijo Hans, de hecho, la idea fue suya.

Le cuento el episodio del chino y su asesinato. Mientras lo hago, temo su reacción al comprobar que he permitido que ella trabaje para un matón.

—Ya sabes —dice Elena—, tonto es aquel que cree que los demás son tontos. Eso le pasó al chino y a la fulana canadiense.

—Claro —asiento—. Si bien debo cumplir con mi parte, desconfío del Cuate.

—¿Por qué?

—Es tan falso como peligroso

—Entonces no hables con Amy, primero dile todo a Hans.

—¿A Hans?

—¿No me dijiste que, en cierta forma, él es tu brazo armado? Seguro que sabe más cosas del chino.

[Predominio continúa: 20—. Reportes]

Text box item sample content

Related Posts

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies